Trendingtopics

Talento humano, la diferencia entre una empresa ordinaria y una extraordinaria

Istock 

En este sentido, las compañías de todos los sectores, incluido el tecnológico, tenemos que realizar una transformación de fondo y cambiar el ‘chip’ para dirigirnos hacia esa dirección. Por supuesto que hay que pensar en la productividad, la operatividad y la rentabilidad de los negocios, pero un punto imprescindible en esta ecuación es la apuesta por el talento humano. Al enfocarnos en el bienestar de los colaboradores, todo lo demás llega solo. El dinero es importante, por supuesto, pero no es la meta principal de la mayoría de los colaboradores, en particular de las nuevas generaciones.

Recommended Posts